Una vez que estamos en la cama acostados y en posición para dormir, debemos intentar evitar pensar en los problemas que tenemos todos los días, en las cuentas que debemos pagar, las cosas que tenemos que hacer al día siguiente, etcétera.

Las dificultades que llevamos a la cama todos los días pueden ser el factor principal de no poder dormir durante la noche, sobre todo si hemos tenido alguna clase de discusión en la casa o en el trabajo que nos haya echo poner nerviosos y nos provoque insomnio.

Debemos pensar en cosas relajantes o escuchar música tranquila para que la mente se relaje y poder dormir bien.

Otra de las cosas que también pueden resultar es mirar algunos videos de lugares bonitos con playas, arroyos, bosques, cosas de la naturaleza que hagan que la mente piense que se encuentra en ese lugar.

No se recomienda hacer planes para los días que vienen cuando estamos acostados, no se debe pensar en las tareas que hay que hacer al día siguiente, ni en planes para la semana o para el mes, evitar todo tipo de planes a futuro.

En caso de no poder dormir, podrías levantarte de la cama y darte un baño con agua bien caliente para que te relaje, o leer un libro de algunos de los que sean tus favoritos pero hacerlo en la cama para que veas que en unos minutos después de haber comenzado a leer la mente consigue relajarse y te dormirás sin darte cuenta.

Evitar utilizar cosas tecnológicas como el celular o la computadora, el televisor, la Tablet, porque esto hace que se active el sistema nervioso y evita que nos de sueño, porque el brillo que producen estos aparatos hacen que la mente se confunda y crea que es de mañana y es hora de levantarse.

Hay que ser precavidos a la hora de tomar infusiones, algunos provocan el efecto contrario a relajarse, funcionan como estimulantes sobre todo los productos como el café o el té que tienen cafeína o teína.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí