Seguramente has hecho una grabación para ver cómo es tu voz, y dudo que note quedes sorprendido, como si esa voz, definitivamente no fuera la tuya. Y en su mayor parte, no nos gusta esa voz “registrada”. Esto sucede por ejemplo cuando cantas, escuchas esa voz hermosa, diva y cuando la oyes, es horrible ¿no? Bueno, sobre todo, por supuesto, para aquellos que no tienen el don de cantar. Hoy comprenderás por qué ocurre.

Primero debes entender que el sonido necesita un medio para propagarse. Y el aire es uno de esos medios, cuando oímos a alguien hablar con nosotros escuchamos el sonido a través de su propagación en el aire.

Ya cuando escuchamos nuestra propia voz, oímos esparcirse por el aire y por las estructuras que existen en nuestra cabeza, como los huesos, músculos y líquidos, es decir, se propaga por múltiples medios diferentes al mismo tiempo y no sólo a través del aire como hemos oído hablar de los demás y hace cambiar cómo escuchas a tu voz.

Cuando escuchamos nuestra voz en una grabación, escuchamos nuestra voz sólo a través del aire, sin la interferencia de los huesos, líquidos, etc. y es esa voz que tienes la voz que otros reconocen como tuya. Así que la voz suena diferente, pero para otros, tu voz sigue siendo la misma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí