A 4 grados C, el agua y su enfriamiento es acompañado por una disminución en el volumen. Desde allí hasta la congelación total, en la congelación, el volumen de agua aumenta aproximadamente el 9% y es menos densa. Esa característica, por cierto sólo del agua, se produce debido a la estructura electromagnética de sus átomos, unidos por los llamados enlaces de hidrógeno.

En forma sólida, todas las moléculas están unidas por puentes, formando una estructura hueca, ligera como el aire, que pasa a ocupar más espacio.

Es por ello que, en países donde el invierno es duro, que los ríos y lagos se congelan en la superficie, la densidad máxima del agua está en el fondo, es decir a 4oC. Si el agua no presenta esta irregularidad, los ríos y lagos se congelarían completamente, causando daños irreparables a las plantas y animales acuáticos.

Otros tipos de líquidos no presentan esa característica del agua, y es debido a sus composiciones químicas. Entonces el agua aumenta en volumen al congelarse por sus dos elementos que la componen, sobre todo por el hidrogeno, como menciónanos antes. Haz una prueba con cualquier líquido que no sea agua y lo comprobarás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí